La Puñalada

La Puñalada es la denominación de un emplazamiento del municipio de Erandio (Bizkaia). Era la salida natural del valle de Asúa al mar, bien por el puerto de Algorta o por el rio Ibaizabal siguiendo el curso de un rio que recogía las aguas del Goiherri. En esa confluencia se encontraba de antiguo, tal vez desde la Edad Media, una taberna muy concurrida, pues suponía un alto y un descanso en el recorrido del camino de salida al mar.

En esa taberna ocurrieron los hechos en los cuales se produjo una fuerte discusión y pelea que terminó en asesinato mediante apuñalamiento. El personaje apuñalado fue un inglés. Este hecho dio nombre al lugar, y hoy día sigue siendo reconocido como La Puñalada por las personas mayores como las de esta asociacion.

Los hechos ocurrieron en la década de 1730 e investigaciones posteriores, realizadas por motivos diferentes, determinaron que en el entorno de la ría de Bilbao un grupo de ingleses reconocía el territorio dirigidos por un personaje conocido como Gabriel Baudwin.

Actualmente se sabe que Gabriel Baudwin fue el jefe de grupo de espías enviados por el Almirantazgo ingles para cartografiar la zona. El motivo fue causado por hechos ocurridos lejos de aquí.

Los ingleses comerciaban en las colonias españolas en base a lo dispuesto por el tratado de Utrecht de 1713 producto de la guerra de sucesión española cuando la dinastía Borbón se implantó en la monarquía española. Pero los españoles tenían derecho de inspección de los navíos en base del tratado de Sevilla de 1729.

Resultado de todo eso, fue que en abril de 1731, frente a las costas de Florida ocurrió un lance entre Julio León Fandiño capitán de la Isabela, y el capitán escocés Robert Jenkins que mandaba una fragata mercante británica que llevaba productos para comerciar.

Fandiño encontró en las bodegas, mercancías no registradas en el libro de abordo y por tanto consideradas como mercancías de contrabando,  y queriendo darle un escarmiento al inglés, de un certero tajo con su espada le cortó una oreja. Y le dijo: “Ve y dile a tu rey que lo mismo le haré si a lo mismo se atreve”.

Robert Jenkins fue a Londres y en la cámara relató el hecho, y aunque en un primer momento no le atendieron, siete años después de ocurrido el incidente, en 1738, los torys con la idea de desplazar del gobierno al primer ministro que era del partido Whig (liberal) presentaron de nuevo el asunto en la Cámara, con la esperanza de generar indignación contra España, considerando que una guerra victoriosa mejoraría las oportunidades comerciales de Gran Bretaña en el Caribe.

Por tal motivo Gran Bretaña se preparó para entrar en guerra con España y el Almirantazgo envió a Bilbao el grupo de espías capitaneado por el mencionado Gabriel Baudwin.

Gabriel Baudwin entregó en 1737 al Almirantazgo ingles un plano, dedicado al Honorable Sir Charles Wager Kt Almirante de la Escuadra Blanca de las flotas de su majestad que en el titulo dice que es el plano exacto de la ciudad de Bilbao, los edificios principales, y muestra los sondeos en el río de entrada, las defensas y toda la costa norte desde Santander a San Juan de Luz.

Pero reconocida la situación en este escenario, la guerra no ocurrió aquí, sino en el Caribe. Gran Bretaña envió a América la mayor flota hasta el desembarco de Normandía, al mando del almirante Edward Vernon. La guerra declarada en 1739, empalmó en 1742 en el escenario europeo por la guerra de sucesión austriaca que duró hasta 1748.

La acción más significativa de la guerra fue el ataque a Cartagena de Indias en 1741, en el que fue derrotada una flota británica de 186 naves y casi 27.000 hombres a manos de una guarnición española compuesta por unos 3.500 hombres y seis navíos de línea al mando de Blas de Lezo.

No se tiene más información de ese tal Gabriel Baudwin. Tampoco se sabe que papel jugó en La Puñalada de Astrabudua.

Un trozo del plano confeccionado para fines militares en 1739 por Gabriel Baudwin está publicado en un cartel del puerto viejo de Algorta, para mostrar lo que era la llamada barra de Portugalete.

1 Respuesta

  1. Una de nuestras historias.....curioso que todavía exista el lugar.

Agregar comentario