Debates con jóvenes

Debatir nos permite ver diferentes perspectivas respecto a temas concretos sobre los que existen opiniones divergentes. Hace posible que intercambiemos puntos de vista y construyamos una visión más completa acerca de la realidad. También favorece el pensamiento crítico, gracias entre otros aspectos a la necesidad de ejercitar cierta flexibilidad mental y el uso de la persuasión y de diferentes estrategias discursivas con el fin de defender la propia postura.

Es por eso que las tertulias y debates son un recurso tan valioso en la educación y en la formación, así como en la edad adulta para los colectivos de mayores. ya que permiten una reflexión sobre hacia donde va la sociedad y la importancia de la participación en ella.

Tanto los debates (intentando llegar a una conclusión) como las tertulias (básicamente compartir ideas de una manera informal sin pretender llegar a una conclusión), permiten reflexionar sobre la visión que cada colectivo tiene del otro y analizar en que situación están estas acciones, y así, poder aportar posibles soluciones para avanzar con ellas.

Los temas de interés de estos debates suelen estar centrados en las ideas de:

  • participación social
  • respeto e inclusión social
  • empleo
  • comunicación e información
  • servicios comunitarios y de salud
  • etc

Imaginemos que estás con amigos hablando apasionadamente sobre algún tema, como las últimas noticias, un nuevo programa de televisión o la paz en el mundo. Puedemos estar en un café, en casa, o en la calle. De pronto miras tu reloj y te das cuenta de todo el tiempo que ha pasado sin que te dieras cuenta. Ésta es la sensación con que salimos de estos foros de debate. En estos intercambios opiniones, aunque es normal y perfectamente aceptable no estar de acuerdo los unos con los otros, sin embargo el trato es siempre respetuoso.