El uso de Internet y de las redes sociales por parte de los mayores ya no es una anécdota

Internet y las nuevas tecnologías de la comunicación son herramientas que cada vez ocupan más espacio en el día a día de las personas. Las redes sociales, por ejemplo, han establecido una nueva forma de comunicación que, con los años, las hacen más imprescindibles si lo que pretendemos es evitar el aislamiento y seguir conectados al resto de la población.

No todos los segmentos de población utilizan Internet y las redes sociales con la misma intensidad, de hecho la edad es por ahora un elemento determinante, ya que su uso es menor cuanto mayor es el individuo.

Según los datos de Eurostat, en los últimos seis años el crecimiento del uso de Internet por parte de los mayores ha sido del 96%, en España, por ejemplo, se ha pasado de un uso del 12% de los mayores de 55 años, en 2005, a un 56%, en 2016.

Según Mireia Fernández-Ardèvol, investigadora del IN3 de la Universidad Oberta de Catalunya: “Los mayores son personas que tienen criterio y deciden qué tecnologías digitales quieren usar y para qué. Y esto está muy lejos de los estereotipos que asocia a las personas mayores con el desinterés o la falta de capacidad para usar Internet. O con la idea de que solo les interesa Internet para sus enfermedades”.

Los resultados de sus estudios centrados en la relación de los mayores y las tecnologías digitales muestran el interés de los senior “por aprender lo que creen que es útil e interesante. Por ejemplo, usan WhatsApp para compartir el día a día con las amistades y con la familia; o están interesadas en YouTube para consultar contenidos diversos que van desde un tutorial a algo cómico”.

Los investigadores Mireia Montaña, Elisenda Estanyol y Ferran Lalueza, del grupo de investigación Game-Communication & New Media (IN3-UOC), realizaron un estudio, publicado en 2015 pero con un trabajo de campo de 2013, titulado ‘Internet y nuevos medios: estudio sobre usos y opiniones de las personas mayores en España’. Una de las conclusiones del estudio fue que, pese a que algunas herramientas como las redes sociales todavía no están instaladas del todo en la vida de los mayores, “son grandes lectores de periódicos online, utilizan servicios de banca, buscan información sobre productos, comparan precios y además, en el caso de los young olds (de 61 a 70 años), reservan viajes en un porcentaje similar a la media española”, asegura la investigación.

Otro estudio de la UOC, publicado en 2015, especifica que el mayor que utiliza las redes sociales de Internet es una persona que también tiene una vida social activa fuera de la Red.

El estudio sitúa al WhatsApp, como la red social con más éxito, aplicación que le permite crear grupos con los que mantener relaciones afectivas muy similares a las que tienen en la vida real. El mayor con WhatsApp mantiene el contacto con los hijos, sus amistades y otros familiares.

Facebook es otra red social a través de la cual se relacionan también con sus nietos, ya que se trata de una red social que favorece y facilita las relaciones intergeneracionales entre abuelos y nietos.

El mayor se comporta dentro de las redes sociales como uno más: intercambia imágenes, vídeos y memes (meme término de Internet que se usa para describir una idea, concepto, situación, expresión y/o pensamiento manifestado en cualquier tipo de medio virtual, cómic, vídeo, textos, imágenes y todo tipo de construcción multimedia que se replica mediante internet de persona a persona hasta alcanzar una amplia difusión) de manera muy habitual. Se trata de un usuario al que le gusta comunicarse sin la necesidad de utilizar el lenguaje escrito, que le genera más dificultades.

Una característica que coincide con lo que sugieren otros estudios es que el mayor suele ser un usuario en redes al que le preocupa mantener la privacidad. Por este motivo, tampoco le gustan los selfies, que es otra forma de exposición pública en las redes muy extendida entre la juventud.

Leer el articulo completo Entremayores mayo 2017

No hay comentarios

Agregar comentario